miércoles, 23 de diciembre de 2009

EL PORTAL DE BELÉN



Este año el portal de Belén, lo he visto muy diferente. Porque estaba todo muy descolocado y sin música.
Después de tantos años de tradición y de pronto ya no es igual porque, bajando la montaña observo que apenas hay pastores y animales, no van los tres reyes magos, solo uno “Melchor” montado en su camello y sin pajes, va camino del portal, tampoco lleva cofre en su lugar dos bolsas, una de Mercadona y otra de Supersol.
En la mayoría de las casas, hay carteles en los que se puede leer, “se vende o se alquila”
En otras casas que antes eran carpintería, panadería, tienda, también carteles de “Se traspasa” o “cerrado”
En la parte alta en la montaña “para vigilar” como es lógico y desde hace miles de años, ya no está el castillo, en esa zona, han hecho unos edificios modernos con aire acondicionado en todas las ventanas, hay antenas parabólicas, rodeados de un campo de golf, pistas de tenis, piscina, jardines y todo cercado con carteles prohibiendo el paso a los “no residentes” en cada uno de los edificios, los preside un cartel, en los que pone “residencias sindicales” las piedras del antiguo castillo sirven como muro de contención por el desnivel del terreno.
Más abajo, en la puerta de una casa grande y lujosa, apenas tres pastores increpan a Herodes, por permitir la demolición del castillo y además llamándole usurero, corrupto e hipócrita por “lavarse las manos” cada vez que se comete una tropelía. Por lo visto mandó matar a los niños menores de cierta edad y no conformándose con eso, ahora quiere matar a los niños “no nacidos” alegando que son “seres vivos” y no seres humanos. Por lo visto para ello, ha prometido “verdugos gratis”

Me llama mucho la atención al ver a tantos romanos armado con lanza y escudo protectores y todo para controlar a los tres pobres pastores.
Camino al portal, en la fachada de un edificio muy grande y suntuoso, una multitud de figuras se pasean en silencio portando pancartas donde se puede leer vividores, abusadores, manipuladores, corruptos, chorizos. (En una ventana cuelga un cartel que dice: Se necesitan personas, para puestos muy importantes.
Que estén dispuestas a gastar “sin control” y sin responsabilidad, la riqueza que hay.
Con grandes salarios y privilegios de por vida
Deben ser vagas, sin estudios y sin méritos.
Dentro, hay una tribuna muy grande pero casi vacía donde figuras muy bien vestidas con túnicas impecables. Unos duermen, otros aplauden de vez en cuando al orador. Mientras otros, casi la mitad, lo abuchean.
En la parte alta de la tribuna el anfiteatro, está lleno de artistas, sindicalistas, periodistas y otros, todos muy bien camuflados, aplauden insistentemente por una “comisión”)
En el río no hay pescador, en su lugar varios carteles “prohibiendo la pesca bajo multa” debajo del puente hay mucha agitación unas figuras corren, en dirección a dos cuadrigas que llegan, otras figuras sin fuerzas duermen entre cartones, hay muchas figuras, muchas, no se pueden contar yo calculo cientos de miles, o más, las cuadriga traen alimentos para repartirlos y donde se puede leer en una “CARITAS” en la otra “ONG Tal” estos antes llevaban música para hacer más llevadera la ocasión, pero le exigían unos impuestos tan alto, que tuvieron que prescindir de ello.
En el portal, la virgen y el niño están solos, San José no está, pensé. Una necesidad la tiene cualquiera.
Entonces me preocupé ¿por que faltan muchísimas figuras pastores, lavanderas y todos los demás personajes?

Repetidamente pensaba.
Esto no es serio, pero vi a lo lejos, en una esquina vi a un pastor, me acerqué para preguntarle y no estaba solo, delante había una multitud de pastores, lavanderas, pescadores, pajes y allí estaban los dos reyes que me faltaban Gaspar y Baltasar, todos, todos estaban allí incluso san José, formado una gran cola que rodeaban a varios edificios, al final de la cola, en un edificio que antes era de un trabajador autónomo, precisamente uno de los que estaba debajo del puente y que, se la embargaron, hoy esa casa es una oficina de INEM.
Loading...